Habrás escuchado en muchas oportunidades la importancia que tiene una adecuada hidratación y la especial atención que deben dedicarle los deportistas a este aspecto.

Coincidimos plenamente con la afirmación del párrafo anterior pero los corredores debemos ser cuidadosos en este punto porque no obstante ser un factor fundamental para obtener buenos resultados puede convertirse en el principal motivo de nuestro fracaso.

Ahora hablaremos de las 5 formas de hidratarte si quieres fracasar en tu próxima carrera:

1.- Llénate de agua antes de la carrera como si fueras un camello

Si haces esto la pasarás realmente fatal, te sentirás más pesado y es muy probable que debas detenerte a orinar, con la perdida de tiempo que esto significa.

Haste la siguiente pregunta ¿Cuánto tiempo pierdo deteniéndome para orinar? y ¿Cuánto tiempo pierdo si me hidrato durante el trayecto?  Seguramente ya te has respondido tu mismo … y seguramente que a esta altura ya vas entendiendo de lo que estamos hablando ya que bajar el ritmo para tomar algo en plena carrera es mucho mejor que detenerte a orinar …  se pierde mucho más tiempo ¿no crees?

Esto ocurrirá inexorablemente porque tu cuerpo no está preparado para almacenar agua, tu no tienes tanques de reserva como tienen los camellos.  El cuerpo asimila el agua necesaria para permanecer hidratado y la que no utiliza se almacena en la vejiga para luego ir a parar al sanitario.

Tienes que comenzar la carrera hidratado pero con la vejiga vacía si no quieres detenerte durante el trayecto.

 ¿Puedes creerlo? o ¿Eres realmente un camello?

 2.- Bebe como una esponja durante toda la carrera

Un antigüo mito afirma que consumir agua en exceso durante la carrera es de gran importancia para evitar la deshidratación y eventuales golpes de calor en épocas estivales, pero esto es parcialmente cierto, ya que tu organismo requerirá un plan de hidratación distinto de acuerdo a la distancia a recorrer y los factores climáticos imperantes.

Dicha forma de hidratarte no es la más apropiada, no es aconsejable llenarse de agua, ya que como hemos dicho en el punto anterior te sentirás más pesado y tal vez tengas que detenerte para evacuar el liquido consumido en exceso.

Nosotros beberíamos de manera inteligente pero depende de como quieras terminar la carrera … ¡Tu decides!

3.- Conviértete en un burro de carga

Te esfuerzas por mantener tu peso durante todo el año, quieres llegar a la carrera en óptimas condiciones físicas pero te empeñas inconscientemente en fracasar!!! ¿Por qué motivo deberías convertirte en un burro de carga y llevar esos cinturones con tus propias bebidas que no harán más que agregarte peso de forma innecesaria?

El día de la carrera tienes que estar enfocado en cumplir tu objetivo, no agregues otras tareas y responsabilidades por pequeñas que parezcan.  Cargar las bebidas, preparar y ajustar el cinturón, que tal vez se mueva durante la prueba y te genere una incomodidad innecesaria, etc.  … ¡piensa en grande!  ¿o acaso te imaginas a Dennis Kimetto, el reciente recordman mundial de maratón cargando esos cinturones porta bebidas que venden en las tiendas deportivas?   Además las bebidas perderán frío y a los pocos kilómetros estarás tomando un brebaje tibio que seguramente no te va a gustar.

Ten presente que los organizadores de la carrera ya han pensado en la hidratación de los corredores.  En general las carreras bien organizadas disponen de puestos de hidratación donde te proveerán de agua convenientemente refrigerada para satisfacer tus requerimientos de hidratación durante la carrera.

Nosotros dejaríamos el cinturón en casa pero si decides llevarlo … ¡No nos digas que no te lo hemos avisado antes!

4.- Has experimentos extraños

Comes adecuadamente durante el año, procuras tener una adecuada nutrición y te aseguras de consumir alimentos conocidos y que te provoquen el mínimo nivel de disconfort durante la carrera, bebes agua envasada de determinadas marcas pero llega el día de la carrera y se te ocurre experimentar con algún alimento que nunca habías consumido antes o alguna bebida o marca que no conoces o que nunca has probado.

Nosotros te aconsejaríamos que te fijes antes de la carrera, que bebidas te van a ofrecer, lo vas a deducir de la lista de patrocinadores.  Una vez que cuentes con esa información deberías abstenerte de consumir las que no has probado nunca o pruébalas con un par de semanas de anticipación a la competencia para no encontrarte con sorpresas desagradables.,

Al márgen de lo que te hemos dicho en los párrafos anteriores, si tienes alma de científico y te gusta hacer experimentos o te gusta la improvisación, nosotros no podemos hacer nada al respecto.

5.- Bebe durante carreras cortas

Te empeñas en beber durante una carrera corta como si de una maratón se tratara cuando en realidad si te has hidratado adecuadamente antes de la carrera no será necesario recargar agua antes de los 60 minutos de competencia y te distraerá de tu objetivo restando varios segundos a tu ritmo de carrera.

Por tal motivo, si estás en una buena forma física no consumas agua adicional durante la carrera, a menos que haga un calor agobiante y sientas la necesidad urgente de hidratarte.

Ya te hemos contado cuales son a nuestro criterio las 5 Formas de hidratarte si quieres fracasar en tu próxima carrera.  ¿Y ahora … cómo vas a hidratarte?

Imagen: ..Russ..

email

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.